Jóvenes activos en el mundo
 
 
     Aquí algunos ejemplos de la actividad de la juventud de la Ciencia Cristiana en diferentes partes del mundo.
 
 

 
Brasil:
 

Kim Fernandes Donadelli, de São Paulo, tiene 19 años y trabaja en la Sala de Lectura de la Ciencia Cristiana de su iglesia filial. Además es miembro del Equipo Mundial 2011 de TMC Youth. Lee un articulo de Kim sobre como venció la timidez, aquí (en portugues).


Esta es una traducción libre del original en inglés publicado en una nota en facebook:
Leide Lessa, Jefa de Redacción Heraldos de la Ciencia Cristiana
17 de mayo de 2010
En mi corazón me siento todavía como una niña. La Escuela Dominical fue un gran refugio para mí, donde pude compartir mis ideas, dudas, temores, sueños, y siempre encontrar una respuesta, propósito, solución y meta espirituales. No hay nada mejor que aprender que Dios no conoce límites. Esto me llevó a mudarme de Brasil hacia Viena, Austria, cuando tenía 18 años, sin saber ningún idioma extranjero. Mi sueño era estudiar música e idiomas y esa fue la puerta que Dios abrió para mí. Después de 3 años, vine a los Estados Unidos, pasé unas semanas con una familia maravillosa, y concurrí a un extraordinario encuentro de jóvenes en La Iglesia Madre. De regreso en Brasil, empecé a enseñar en la Escuela Dominical, ayudé a organizar muchos encuentros para jóvenes, me involucré mucho con mis 9 sobrinos y sobrinas, y pasé un tiempo hermoso en la universidad y en un postgrado. Y actualmente me divierto mucho dirigiendo la edición de artículos y testimonios para El Heraldo, publicado en 13 idiomas. ¡Espero que vuestras experiencias lleguen hasta mí alguna vez!
 


Filipinas:
 
Este es un extracto del artículo de El Heraldo de la Ciencia Cristiana de Set-Oct 2009 titulado "Una travesía de amor", donde Suzanne Smedley entrevista a Alessandra Colombini.
Alessandra, [estuviste recientemente] en las Filipinas. Entiendo que el movimiento de la Ciencia Cristiana está muy activo en ese país.
En efecto. Había casi 300 personas en la conferencia que di sobre la curación espiritual en la universidad de Baguio, en el norte de Filipinas. Aunque ese día llovía, muchos vinieron de lejos, de varias aldeas de las montañas, alrededor de la ciudad. Es de admirar su dedicación, si uno piensa en la distancia que tuvieron que recorrer para llegar. Alrededor de un tercio de la gente que asistió eran chicos y adolescentes, y distribuían literatura de la Ciencia Cristiana además de ayudar como ujieres. La gente fue muy receptiva al mensaje de la conferencia. Y los que vinieron por primera vez apreciaron que hubo un período de preguntas y respuestas después de la conferencia. Tuvieron preguntas muy buenas. Después, muchas personas vinieron a hablar conmigo en privado, y algunos incluso vinieron a verme al hotel con amigos que querían saber más de la Ciencia Cristiana.
Me contaron que hay 15 grupos informales de la Ciencia Cristiana en la región norte del país, además de la iglesia en la ciudad de Baguio. Hay mucha gente joven en las Filipinas, y las Escuelas Dominicales de la Ciencia Cristiana están llenas y los miembros de las iglesias los alientan a que trabajen en las iglesias filiales. Muchos de los jóvenes también apoyan a estos grupos de la Ciencia Cristiana, viajando y enseñando clases informales de la Escuela Dominical. A la conferencia que di en Manila también asistió mucha gente. Hay dos iglesias en esta gran metrópoli, Manila y Pateros. Todos ellos son muy generosos y dedicados.