Organizaciones de la Ciencia Cristiana (OCC) en universidades y colegios
 
 

Las Organizaciones de la Ciencia Cristiana (OCC) juegan un papel fundamental en el campus de muchas universidades. Más abajo en esta misma página encontrarás lo que son, así como también algunos recursos en idioma español.


Estas son algunas de las actividades que actualmente realizan las OCC alrededor del mundo:
- Conferencias de la Ciencia Cristiana en clases de religión, de historia de la mujer y en escuelas médicas
- Paneles de discusión interreligiosos con conferenciantes de la Ciencia Cristiana y líderes de otras religiones
- Reuniones informales con discusiones, intercambio de ideas, y testimonios
- Mesas informativas en ferias de salud y bienestar, compartiendo copias de Ciencia y Salud y artículos de curación
- Conferencias regionales para jóvenes
- Distribución de citas sobre “amor” de la Biblia y Ciencia y Salud, para el Día de los Enamorados (o Día de San Valentín)
- Exposiciones para informar a la comunidad sobre la Ciencia Cristiana y sobre la OCC. Mira un ejemplo en Ruanda.




Hay representantes regionales de las Organizaciones de la Ciencia Cristiana, quienes son un nuevo recurso de apoyo. Ellos están disponibles para responder preguntas, ayudar con la planificación de eventos, y mucho más. Siéntanse cómodos para contactarlos.

Página en facebook de la Ciencia Cristiana en los campus universitarios


Sitio web oficial sobre las OCCs (en inglés)


Algunas OCC en el mundo:
- UCLA (Universidad en Los Angeles, Estados Unidos):   web  |  facebook  |  twitter  |  fans en facebook



¿Qué es una Organización de la Ciencia Cristiana?


 

“Millones de mentes sin prejuicios –sencillos buscadores de la Verdad, fatigados peregrinos, sedientos en el desierto– esperan con anhelo descanso y refrigerio. Dadles un vaso de agua fría en nombre de Cristo y jamás temáis las consecuencias.” (Fuente: Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras por Mary Baker Eddy, pág. 570)

 

Estudiantes y profesores en universidades en todo el mundo están respondiendo al deseo de tener respuestas espirituales a sus preguntas, a través de Organizaciones de la Ciencia Cristiana (en inglés, CSOs). Para obtener un mejor conocimiento de que es una OCC, lo mejor es  estudiar el artículo que se encuentra en el Manual de La Iglesia Madre previsto para esta actividad. Este se encuentra en la página 73 de dicho Manual.

 

Cada OCC es única. Sin embargo, todas ellas están conectadas por el deseo de compartir la Ciencia Cristiana con sus universidades. No hay límites a lo que las OCCs pueden hacer para responder a las necesidades de la comunidad y cada OCC lo logra a su propia manera. Para darte una idea de la diversidad de actividades que las CSOs hacen, aquí hay una lista de algunos emprendimientos que las OCCs están organizando en este momento:

- Charlas sobre Ciencia Cristiana en clases de religión y estudios femeninos, así como también en escuelas de medicina.

- Paneles con distintas religiones, con la participación de conferenciantes de la Ciencia Cristiana y líderes de diferentes religiones

- Reuniones informales con debates, compartiendo ideas y testimonios

- Compartir Ciencia y Salud en distintas ferias y exposiciones

- Conferencias regionales de OCCs

- Distribuir citas sobre “el amor” de la Biblia y Ciencia y Salud en el Día de San Valentín.

Hay más acerca de estas y otras actividades en la Sección “Actividades de las OCCs” [próximamente en español], pero por ahora exploremos juntos la importancia y los beneficios de las actividades de las OCCs.

 

 

¿Por qué son importantes las Organizaciones Universitarias?

 

Para responder esta pregunta, es importante comprender la visión que la Sra. Eddy tenía para las OCCs y la Ciencia Cristiana en ámbitos académicos. El lugar más natural para buscar su perspectiva sobre esto es en sus escritos, especialmente la regla sobre las OCCs que se encuentra en el Manual de La Iglesia Madre. Ella también comenta en No y Sí que: “Si la Biblia y Ciencia y Salud  tuvieran en los sistemas de enseñanza el lugar que ocupa la fisiología, revolucionarían y reformarían al mundo por el poder del Cristo. Es cierto que se requiere más estudio para comprender y demostrar lo que enseñan estos libros que para aprender teología, fisiología o física; porque ellos enseñan la Ciencia Divina, con un Principio fijo, una regla dada y prueba inequívoca.” (pág. 11)

 

 

La perspectiva histórica

 

Las OCCs comenzaron con un estudiante llamado Wilfred Cole en la Universidad de Harvard en 1904. Hasta ese momento, los estudiantes de Ciencia Cristiana en esa Universidad habían organizado una reunión anual en la que invitaban a una figura notable del movimiento para que diera el discurso principal. Eventualmente, la Universidad les denegó el permiso de mantener estas reuniones en el predio de la escuela porque no eran un grupo oficialmente reconocido.

Pero Cole vio la necesidad de compartir la Ciencia Cristiana dentro de la Universidad. Él sintió que una estructura estable era necesaria para hacer eso. Escribió: “Mi experiencia de vivir en la Universidad y en la Escuela Graduada de Harvard (1900-3) poco a poco me convenció de la necesidad de más Ciencia Cristiana que balanceara la educación material.” (Burton Webster, History: Christian Science Organization at Harvard University, Archivos de La Iglesia Madre, Cortesía de la Colección Mary Baker Eddy).

Así que Cole le envió una carta a Mary Baker Eddy pidiéndole que creara una disposición para formar una Organización formal del Ciencia Cristiana dentro de la Universidad. Terminó su carta indicando que si ella no le respondía asumiría que ella había rechazado su propuesta. Él nunca recibió una respuesta por lo que dejó de lado la idea por un tiempo. Pero su deseo de compartir la Ciencia Cristiana permaneció en él.

Un año después, sintió la necesidad de escribir a la señora Eddy una vez más. A esta altura, ya había comenzado la escuela de leyes y se había convertido en el Primer Lector en la iglesia filial de Cambridge. Esta vez la Sra. Eddy respondió a su carta y le pidió que escribiera un borrador de lo que debería ser la regla para las Organizaciones. Él hizo esto y se lo mandó a la Sra. Eddy. Ella lo simplificó y añadió esto como un artículo en el Manual. Así fue como las OCCs nacieron.

Al principio, las reuniones en Harvard se limitaron a Científicos Cristianos e invitados especiales. Pero esto pronto cambió y empezaron a recibir personas de toda la Universidad. Aunque las actividades de esta primera OCC cambiaron mucho con el paso de los años, el motivo constante de sus miembros fue dar a la Ciencia Cristiana su lugar debido en el corazón de las Universidades y permitir que otros aprendan acerca de esta Ciencia.

 

 


¡Empezando!

 

“No juzguéis el adelanto futuro de la Ciencia Cristiana por los pasos ya dados, no sea que vosotros mismos seáis censurados por no haber dado el primer paso.” Ciencia y Salud, pág. 459

Empezar una Organización Universitaria comienza con el amor a la Ciencia Cristiana y el deseo de compartirla con otros. Confía y valora tu deseo de traer la Ciencia Cristiana a tu Universidad y observa como los pasos prácticos se desenvuelven naturalmente.

 

 

La Regla del Manual

 

Una buena forma de empezar es familiarizarse con la disposición para Organizaciones de la Ciencia Cristiana (OCCs) del Manual de La Iglesia Madre. La Sra. Eddy dio las únicas instrucciones para OCCs en esta regla (Artículo XXIII):

Privilegio de los miembros Sección 8. Los miembros de La Iglesia Madre que como tales gocen de buena reputación y que pertenezcan al cuerpo de profesores o sean instructores o alumnos de cualquier universidad, pueden formar y dirigir una organización de la Ciencia Cristiana en tal universidad, si los reglamentos de la universidad

lo permiten. Asimismo, los miembros que gocen de buena reputación en La Iglesia Madre y que se hayan graduado en tal universidad, pueden pertenecer a esa organización previa solicitud presentada ante los miembros activos presentes, y aprobada por unanimidad de votos de los mismos, siempre que lo permitan los reglamentos de la universidad. Cuando fuere invitado, un miembro del Cuerpo de Conferenciantes puede dar una conferencia para tal organización universitaria.

Esta regla es corta y simple. Estas pocas palabras dicen mucho sobre la confianza que ella sentía para con los miembros de su Iglesia. Ella confiaba en su habilidad de percibir, por medio de la oración, las formas más efectivas de ¨formar y conducir¨ OCCs en las universidades.  Lo que ella ha brindado es la base que invita ideas y anima a los demás a confiar en la inspiración divina más que en la tradición.

Ella incluyó dos requerimientos básicos:

- La OCC debe ser formada y dirigida por un alumno, profesor o instructor que sea miembro de La Iglesia Madre.

- La OCC necesita ser oficialmente reconocida por la universidad o colegio.

El primer requisito es corto y sencillo. El segundo depende de los requerimientos de cada universidad.

 

 

¿Cómo ser oficialmente reconocido por tu universidad?

 

Todas las OCCs deben atenerse a las reglas de la universidad o colegio en donde se establezcan. Las reglas varían dependiendo de qué escuela seas parte.

Aquí hay algunos requerimientos que los grupos oficiales deben cumplir:

- Oficiales. (Presidente, Vice-Presidente, Tesorero, etc.)

- Consejero del Personal docente/empleado. La forma más fácil es encontrar un profesor Científico Cristiano dentro de la Universidad. Las OCCs que no tienen esta oportunidad muchas veces encuentran un profesor que no es Científico Cristiano pero que apoya lo que la OCC está tratando de hacer.

- Constitución. Un modelo de una constitución es provista al final de esta guía para que la uses y la modifiques de acuerdo a tus necesidades.

- Mínimo número de Miembros.  Un cierto número de miembros es necesario para ser reconocido oficialmente. Pero no te desalientes si no puedes cumplir con este requisito. Aquí hay algunas ideas de lo que otros han hecho en esta situación:

- Encuentra a otros estudiantes o profesores Científicos Cristianos en tu universidad. Hubo muchos casos en los que varios Científicos Cristianos se encontraban en una misma universidad y simplemente no lo sabían.

- ¡Ábrete y abraza la comunidad entera de la universidad! Muchas OCCs han encontrado que este requerimiento es en realidad una bendición, ya que los ha ayudado a incluir a sus amigos, compañeros de clase y profesores. Ellos han buscado activamente a aquellos que comparten un interés en la espiritualidad y los han invitado a unírseles en sus reuniones y actividades.

Nota:  Esto no significa, sin embargo, que tú debas registrar como parte de la OCC a todas las personas que conozcas simplemente para cumplir con este requisito. Eso no sería honesto. Y por supuesto, en acuerdo con el Manual, siempre debe haber un miembro de La Iglesia Madre que forme y dirija la OCC.

 

 

Tratando con la burocracia: Muchas veces al tratar con la administración de una universidad, la primera regla es la respuesta es siempre NO hasta que tú preguntas”. La segunda regla: si la respuesta no fue cuando tú preguntaste, necesitas proveer con más información y contexto para darles a los administradores. Básicamente, bríndales una forma de que digan que sí. Los administradores tienden a ser personas que resuelven problemas de forma sistemática. Cuando algo fuera de lo normal aparece, necesitan información sobre cómo encararlo”. Explica la simplicidad de lo que estás haciendo.

Puedes citar la constitución de tu país. Expresa cuán confiado te sientes de que toda gran institución de enseñanza debe apoyar el derecho de cada estudiante de expresar  libremente su religión, no importa cuán grande o pequeño sea el grupo.

No dudes en llamar a un practicista para pedir apoyo e ideas sobre cómo enfrentar por medio de la oración todas las situaciones que pueden aparecer al querer empezar una OCC, o al querer organizar un evento o traer un conferenciante. 

*Ryder Stevens, CS, Washington, USA

Alumno de las OCCs de Principia College y Boston University

 

 

OCC formal versus informal

 

TMC Youth provee apoyo logístico y financiero para apoyar a TODAS las OCCs, ya sean oficiales o aún en proceso de formación.

- Oficial. Hay muchos beneficios al ser oficialmente reconocidos. Muchas universidades  proveen a los grupos reconocidos con apoyo financiero, asistencia logística y un espacio en donde reunirse. Las CSOs oficiales también pueden ser listadas en el The Christian Science Journal.

- En formación. Estas son OCCs que todavía no han cumplido con los requisitos del Manual de La Iglesia. Muchas facultades/colegios de todas formas permiten que grupos no oficiales se reúnan y a veces incluso patrocinan eventos como conferencias y mesas informativas. Así que en muchos casos, puedes empezar a reunirte y planear actividades antes de que tu OCC sea oficial. También podemos listar tu OCC en formación en el directorio de nuestro sitio web, así otros pueden encontrarte.

 

 

Sistema de apoyo para las OCCs

 

  En 2006, TMC Youth adoptó el modelo de igual a igual” (peer-to-peer) como apoyo a las OCCs y se alejó del programa anterior de representantes regionales. Esto fue en directa respuesta a los consejos dados por OCCs que querían más independencia así como la capacidad de organizar sus propias actividades sin interferencia exterior.

Este nuevo modelo tiene como objetivo conectar las OCCs, de manera que que puedan apoyarse mutuamente y aprender unas de otras. La sección de Actividades Universitarias en tmcyouth.com es una “sala de reuniones” en internet con foros para los miembros de las OCCs. Esta contiene recursos que son fáciles de acceder, una lista global de todas las OCCs y conferenciantes así como información detallada sobre actividades de OCCs alrededor del mundo.

TMC Youth también provee ayuda financiera y logística para apoyar las actividades de OCCs y conferencias en las universidades. Esto incluye enviar copias de Ciencia y Salud, las publicaciones periódicas, CDs sobre ¨podcasts¨ de conferencias para que las OCCs puedan usar en sus eventos.  También proveemos fondos para la subscripción al The Christian Science Monitor para que las OCCs puedan compartirlos con su universidad.

Muchas OCCs también obtienen apoyo de sus universidades, iglesias locales y ex-alumnos. Este apoyo puede venir en forma de ayuda financiera, ideas compartidas o apoyo logístico.

Las OCCs que necesiten más apoyo están invitadas a contactarnos directamente. Estaríamos felices de proveer información y compartir ideas y sugerencias. No dudes en contactarte a:
En EEUU: 800-288-7090, extensión: 3700
 


El Poder de Uno

"...es motivo de gratitud el que uno pueda seguir solo por el camino recto y estrecho; que, según las palabras de Wendell Phillips; 'uno con Dios es mayoría'. "  Escritos Misceláneos, pág. 245
¿Qué puede hacer un Científico Cristiano en una universidad? La verdad es que puede hacer mucho. Algunas de las Organizaciones de la Ciencia Cristiana más activas están compuestas tan solo por una persona. Y están llevando a cabo una gran labor.

El Poder de Uno
Mira lo que Moisés, Jesús y Mary Baker Eddy lograron hacer. Cada uno de ellos era tan solo una persona. Pero ninguno de ellos podría haber llegado a esos logros monumentales sin Dios. La base espiritual del poder de uno es la base más poderosa que hay. Es el poder del Único, Dios.
El trabajo para las Organizaciones de Ciencia Cristiana (OCC) a veces puede sentirse solitario, pero tú sabes que nunca estás solo. No necesitas sentirte agobiado al tratar de decidir qué hacer o decir. Dios está liderando y te está guiando. Tu amor por la Ciencia Cristiana y tu voluntad de escuchar el plan de Dios te equiparán con todo lo que necesitas. Puedes estar seguro de que el Cristo está allanando el camino para lo que estarás haciendo. 
El trabajo de tu OCC está motivado por tu amor hacia otros. Todo lo que estás haciendo es compartir algo que te ha ayudado en tu propia vida. Todos comparten el deseo de sentirse felices, realizados y satisfechos. Las OCCs tienen una presencia unificadora y sanadora, construída sobre la base de que todos somos hijos de Dios. No necesitas sentir que tienes que convencer a otros sobre algo. El Cristo está hablando a cada uno de nosotros. Todos somos capaces de conocer a Dios, y eso ¡es algo para regocijarnos! 
Comprender tu unidad con Dios promueve confianza en la autoridad divina que te ha sido dada a ti y a tu trabajo. Este entendimiento resultará en actividades inspiradas, efectivas y elevadas de la OCC. 


¿Qué han hecho las OCCs de una sola persona?
En la Universidad de Bennington en Vermont, una OCC fue empezada por el único Científico Cristiano en esa casa de estudios. Esta universidad había sido nombrada recientemente una de las más factibles de "ignorar a Dios". El estudiante a veces se sintió allí solo e intimidado por la posibilidad de ser conocido por otros como un Científico Cristiano, especialmente en una escuela que parecía tener poco interés en la espiritualidad. Aún así, a pesar de sus temores, a través de la oración y la confianza en que el mensaje del Cristo es universal, él fue capaz de encontrar un grupo de personas interesadas en la Ciencia Cristiana que querían reunirse regularmente para charlar sobre estas ideas. Luego él promovió una conferencia titulada: "Dios dice: El mundo necesita artistas", que gustó mucho a los que asistieron.
En la Universidad de Carolina del Norte, una mujer empezó una OCC con actividades que aceptaban miembros de otras creencias religiosas. Ella invitó a sus amigos a las reuniones de la OCC donde compartieron cómo oraban sobre las situaciones que enfrentaban. Luego organizó un panel con personas de diferentes religiones para debatir acerca de las mujeres y la religión.
Aunque éstas son solo dos historias, hay una gran variedad de actividades que han sido llevadas a cabo y aún más que tú podrías hacer. No debes sentir que tú habilidad de hacer cosas está limitada porque seas el único Científico Cristiano en la universidad. Confía en tus oraciones y se manifestarán los pasos prácticos que debes tomar. Sin duda las OCCs traen grandes bendiciones a la comunidad académica, ¡sin importar cuántas personas están involucradas!